Rolls-Royce crea la pintura más cara de la historia

El fabricante ha utilizado más de mil diamantes triturados para la “Diamond Stardust”.

Las excentricidades en la configuración de los coches parecen no tener fin y los dueños de los coches más lujosos del mundo no dejan de sorprender al común de los mortales.

En esta ocasión hablamos de un Rolls-Royce pintado con polvo de diamantes.

La firma británica ha conseguido crear la pintura más cara de la historia, la denominada “Diamond Stardust”, para la cual se han utilizado en su mezcla mil diamantes triturados que le han proporcionado un acabado único.

Para llevar a cabo este trabajo, la enseña tuvo que decidir cuál era el tamaño más adecuado de cada grano de polvo con el fin de garantizar que los destellos de la carrocería reprodujeran una sensación perfecta sin que su presencia se notara al tacto.

Además, una vez utilizada esta pintura sobre un Rolls-Royce Ghost, se añadió una nueva capa de barniz con el objetivo de que no se desprendieran las partículas de este mineral.

Solo en aplicar la pintura los profesionales de la compañía automovilística han necesitado dos días. Un detalle más de este coche, del que el fabricante no ha querido desvelar su precio.

 

 

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.