¿Por qué hace ruidos el volante al girarlo?

Síntomas de diversos problemas del vehículo.

Los ruidos al mover el volante de un vehículo puede ser un síntoma importante que los técnicos del taller deben reconocer para poder prevenir problemas mayores, ya que este elemento permite accionar la barra de la dirección que, unida a la caja de la dirección, mueve las ruedas. No hay que olvidar que el sistema de dirección debe ser suave y transmitir al piloto precisión.

Los problemas en este dispositivo suelen estar relacionados con el desgaste de ciertos componentes, averías hidráulicas o factores externos. Como consecuencia de ello, surgen ruidos al girar el volante.

Entre ellos está el gruñido al girar la dirección por un nivel demasiado bajo en el líquido de la dirección, por lo que la bomba de la dirección genera burbujas de aire y el juego de engranajes emite un crujido cuando es accionado. Este sonido también puede proceder de la entrada de aire en la bomba de la dirección por falta de estanqueidad en el circuito.

En cuanto a los chasquidos que vengan de detrás del airbag del volante, estos puede ser señales de problemas electrónicos (sensor del ángulo de giro). Junto a ellos están la vibraciones que pueden reflejar una avería en la bomba.

El golpeteo de la dirección puede significar que los apoyos de los brazos transversales se encuentren en mal estado y si se escucha un crujido al girar la dirección, es posible que las rótulas de la dirección se hayan deteriorado y ocasionen una holgura en su funcionamiento.

Asimismo, pueden escucharse crepitaciones por una avería interna debida al desgaste de las juntas internas, chirrido al accionar el volante hacia ambos lados porque los palieres o juntas homocinéticas se encuentran en mal estado y un ruido sordo procedente de la zona delantera de los amortiguadores al cambiar de dirección que representa una anomalía en las copelas de los amortiguadores delanteros.

Otros de los ruidos pueden ser: arrastre de los neumáticos (por desgaste asimétrico de las cubiertas), roce al girar el volante (la junta articulada de la barra de dirección no contiene la lubricación adecuada) y claqueteo al accionar la dirección (la tapa de protección posterior del volante está desencajada).

Tampoco hay que pasar por alto cuando se siente un «clac», lo cual puede ser señal de que el par de apriete de los bujes de las ruedas no es el que recomienda el fabricante.

Para evitar ruidos al girar el volante los expertos recomiendan verificar y corregir el nivel de líquido de la dirección, comprobar que no hay fugas en el circuito y supervisar y lubricar los elementos de la dirección (rótulas, volante, semiejes, manguetas, ruedas, etc.).

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.