¿Cómo funciona un termostato de un vehículo?

Este vídeo nos muestra cómo mantiene al líquido refrigerante a una temperatura óptima que oscila entre 90ºC y 105ºC.

El exceso de temperatura en un motor es, junto a la falta de lubricación, la principal causa de averías que lo llevan a la casi su destrucción. Por ello es necesario evitar que suba por encima de los 110ºC.

Sin embargo, una temperatura baja tampoco es beneficiosa, un motor frío conlleva a un prematuro desgaste, un mayor consumo de combustible con el consiguiente exceso de contaminación. Por tanto, necesitamos mantenerla dentro de un rango de trabajo que oscile entre 90 y 105ºC.

Para ello, se emplea el termostato que posibilita mantener la temperatura del líquido refrigerante dentro de su valor óptimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.