Cómo evitar los efectos negativos de la ola de frío en el coche

La ola de frío que atraviesa nuestro país estas semanas ha hecho que los usuarios tengan que poner especial atención en el uso de sus vehículos.

Uno de los puntos fundamentales que no hay que perder de vista son los neumáticos, ya que son el único elemento que conecta el vehículo con el asfalto. En el caso de vivir en zonas con temperaturas por debajo de 10 grados es una buena idea optar por cubiertas de invierno, ya que ofrecen mejor tracción en asfaltos con lluvia, hielo o nieve.

Otro de los elementos que no hay que perder de vista son las baterías, dado que sufren especialmente con la bajadas  bruscas de temperaturas. Asimismo, las baterías cuantos más años tienen más probabilidades de descargarse de golpe durante los meses de frío. Por ello, se recomienda revisar aquellas que tengan más de cuatro años de vida.

También hay que revisar el nivel del líquido anticongelante para que no se congele el agua del radiador y el estado de los limpiaparabrisas. Si estos hacen ruidos extraños o dejan un rastro de agua o suciedad en el cristal, es necesario cambiarlos.

Otros aspectos imprescindibles a tener en cuenta con las temperaturas bajas son el sistema de frenado, discos, pastillas y líquido de frenos. El alumbrado también, debe estar en perfecto estado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies